Adorno floral. Catedral De Sant Feliu De Llobregat (Barcelona)






Image

Hasta 1939 el campanario de Sant Llorenç era una torre vacía, ya que las cuatro campanas, dos pequeñas y dos grandes, estaban dispuestas en una espadaña encima de la puerta principal del templo.

El campanario tiene dos cuerpos diferenciados: un primero, con tres niveles, de planta cuadrada y diversas aberturas, que únicamente tienen efectos de ordenación estética, ya que por el interior hay una gran escalera perimetral.

La primera planta octogonal es la sala de campanas, con cuatro, de las que la pequeña está inmovilizada por la escalera de gato para acceder al segundo cuerpo octogonal, donde se encuentra un magnífico reloj mecánico fuera de uso y sus cuatro muestras o esferas con sendos motores conectados al ordenador central.

El conjunto del inmueble, al que se accede desde el templo, que carece de protección pasiva contra los palomos, está lleno de los excrementos producidos por los pájaros.

Subir ↑