Prepara tu jardín para la primavera



Prepara tu jardín para la primavera

La primavera llega este año pisando fuerte. Las horas de luz se van alargando con paciencia y las temperaturas, no excesivamente frías durante un invierno poco generoso, son ahora templadas y acordes a la estación que toca. Una estación perfecta para el cuidado de plantas y flores. ¡Es hora por tanto de preparar el jardín para los rigores de la primavera!

Jardines, balcones e interiores resucitan durante estos meses, y por ello es el momento perfecto para retomar algunas tareas indispensables para que se vean saludables: los cuidados del césped, la poda de setos y arbustos, así como la aplicación de fertilizantes, y los trasplantes de algunas de las plantas se hacen durante este periodo.

Cuidados generales en el jardín

El mes de marzo es perfecto para quitar las malas hierbas que han crecido durante el invierno. Las plantas vivaces no ocupan demasiado espacio, y los rastrojos pueden eliminarse fácilmente. Asimismo, es hora de ir retirando la protección (fundas, bolsas de plástico etc), que han tenido las plantas durante los meses más fríos.

Por otro lado, una vez que deja de helar, se pueden plantar las perennifolias y caducifolias, eso sí, teniendo en cuenta que el suelo no debe estar demasiado mojado. Si tienes plantas demasiado desarrolladas, puedes también dividirlas y trasplantarlas en este periodo del año. Y si la primavera es muy temprana, también es hora de plantar bulbos y tubérculos de floración estival.

Cuidados para el césped

Cuando las temperaturas son templadas (15 – 18 grados), ya se puede soltar la capa de fieltro con un rastrillo, de tal modo, que la hierba tendrá más espacio para crecer. Las raíces se desarrollan mejor, ya que al removerlo conseguirás que se airee el suelo.

En el caso de que el césped esté demasiado largo, conviene cortarlo hasta una altura de cuatro ó cinco centímetros. Una vez podado, es conveniente nutrirlo con una capa de humus, que penetrará en el suelo cuando llueva.

Trabajos de poda

Entre mediados y finales de mes de marzo puedes comenzar los trabajos de poda. Para los rosales deberás utilizar unas tijeras de podar limpias y bien afiladas. Tienes que cortarlas justo por encima del lugar del injerto. Además, se deben nutrir con fertilizantes y podar antes de que broten las yemas; de este modo, su floración será más abundante.

En el caso de los arbustivos, pueden dejarse hasta una altura de 45 centímetros, mientras que en los trepadores, no deben podarse las ramas principales, pero sí las laterales hasta por encima de la quinta yema.

Los setos de aligustre también necesitan un rejuvenecimiento en esta época del año. Deberán mantener únicamente las ramas principales hasta una longitud de entre 50 y 100 centímetros.

Las plantas de cubeta

Si tienes plantas de cubeta en tu jardín, éste es el momento perfecto para cultivar nuevos ejemplares. No obstante, presta atención a aquellas especies más sensibles a las heladas. En el caso de haber tenido un invierno caracterizado por la sequía, conviene regar las macetas y los bulbos primaverales con regularidad. Si por el contrario llueve abundantemente, se deben revisar los agujeros de drenaje de las macetas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: